lunes, 27 de abril de 2015

Francisco Rodríguez se consolida en Bolívar y sueña con jugar en la Selección boliviana

Cuando fue parte del ascenso a la Liga en Wilstermann, el Choquito no imaginaba que su futuro iba a ser celeste, mucho menos que sería en el Bolívar y que iría a luchar la titularidad con el español José Luis Sánchez Capdevila, una de sus mayores figuras.

A Francisco Rodríguez le faltan cuatro meses para cumplir 21 años, pero ya es una figura sólida en un club grande. El cochabambino ha entendido que el fútbol es para “gozarlo” y con esa idea se para en la cancha. Quiere disfrutar, olvidarse de la presión, pese a cargar la responsabilidad de ser un jugador profesional.

El año pasado recibió un llamado del DT Xabier Azkargorta, quien le propuso fichar en Bolívar. El Choquito, cuyos primeros pasos los dio en Real Cochabamba, no lo pensó dos veces. Dejó a su familia y amigos, pero no sus sueños, e hizo de La Paz su nueva casa. A punto de consolidarse, abraza la ilusión de que Bolivia juegue un Mundial. “Con mucho trabajo se podrá”, dice.

P: ¿Cómo asimilas tu buen momento en Bolívar?

R: La verdad es que siempre trabajo para mejorar, para sacar lo mejor de mí. Cuando las cosas salen como espero me siento muy satisfecho. Ahora estoy feliz por el momento que me toca vivir y también porque al equipo le está yendo muy bien.

P: ¿Sientes que lo estás aprovechando a pleno?

R: Sí, eso creo. Soy de las personas que piensa que hay que disfrutar todo al máximo, aunque también es importante trabajar. Lo que vale es que uno se divierta todos los días, sin importar las circunstancias.

P: ¿Cómo fue esa semana en la que fichaste para la Academia?

R: Fue complicada. Mi papá (José) es mi representante y estábamos evaluando cuál iba a ser mi futuro. Sinceramente Bolívar no estaba en nuestros planes porque los dirigentes no se habían comunicado con nosotros hasta ese momento. Y bueno, sin imaginarlo, se dio todo.

P: El profe Azkargorta te llamó a mediados del año pasado y ahí te enteraste del interés del club por tí.

R: Justo venía de terminar el campeonato con el Aurora y estábamos viendo posibilidades. Habían algunas opciones en Wilster, Nacional Potosí y otros equipos más, pero por último me llamó el profe y me dijo que quería que fuera. No lo dudé y me vine. Me puso muy feliz que quisieran contar conmigo. También estoy muy agradecido con Azkargorta. Lo tuve en la Selección Sub 20 y ya me conocía. Este es un gran reto para mi carrera, pensando en crecer y aprender cada día más ahora en La Paz.

P: ¿Con qué te encontrarse cuando llegaste al club?

R: Apenas me integré, me encontré con un grupo muy lindo y eso se aplica desde los más grandes hasta los más chicos. Siempre en el marco del respeto. Estoy seguro de que el apoyo de mis compañeros me ayudó a crecer bastante. En primer lugar, no es un secreto que el Bolívar es el equipo más grande del país y, por ende, tiene a los jugadores más reconocidos. Entonces sabía que acá podía aprender muchísimo.

P: ¿Ese era tu sueño?

R: Siempre quise crecer en esto y llegar a lo más alto. Dios quiera que en algún momento pueda ir al exterior.

P: Empezaste en Wilstermann, luego te fuiste al Aurora ¿Cómo recuerdas tu paso por ambos clubes?

R: Tengo un cariño especial. Estuve en Wilster en un momento complicado para la institución y haber estado allí fue un logro importante para mí a tan corta edad. Me marcó mucho. Lamentablemente, en primera división no tuve más continuidad y me fui al Aurora. Allí me recibieron muy bien, logré continuidad y pude despegar. Agradezco mucho al Aurora por la oportunidad que me dio. Siento un cariño muy grande por todo lo vivido.

P: ¿Están lejanos ya esos nervios del debut?

R: A veces me pasaba eso de entrar presionado a la cancha, muy nervioso y eso me jugaba una mala pasada, pero aprendí que hay que entrar a disfrutar porque somos muy afortunados de vivir de esto, que es lo más lindo. Tenemos que disfrutar al máximo. Ahora lo vivo así.

P: ¿Imaginas esos momentos en los que seas jugador consolidado en la Selección? Sin duda, vas camino a serlo.

R: Es algo que desde que era chico siempre soñé. Cuando entré a las inferiores tenía ese pensamiento en mente. Gracias a Dios se me dio la convocatoria a un microciclo con el profesor Mauricio Soria, en Santa Cruz, y fue una linda experiencia. Fue una oportunidad para aprender y eso a uno lo invita a seguir soñando, a creer y apostar por mucho más. Eso me lleva a pensar y querer que no sea la única vez. Con la ayuda de Dios se podrá dar.

P: ¿Qué crees que está fallando en nuestro fútbol, ya que el recuerdo del último Mundial de Bolivia es vago?

R: Es un proceso desde abajo. Sin duda, hay que trabajar desde las divisiones inferiores. Sin embargo, creo que de a poco se va notando un cambio. De hecho, lo que logró la U de Sucre en la Libertadores no es menor. El fútbol va mejorando. Dios quiera que podamos conseguir lo otro (el Mundial).

P: ¿Confías en que pronto estemos en la Copa del Mundo?

R: Sí. Creo que con trabajo y un buen proyecto vamos a poder.

P: ¿Qué lo distingue al Choquito Rodríguez en la cancha?

R: Creo que soy una persona que se caracteriza por el sacrificio y por la entrega. Son dos cualidades que me siguen siempre, desde mis comienzos.

Diego Zamora: ‘Hay que perseverar y tener paciencia’

Diego Zamora se formó en Bolívar como arquero. Desde la escuela de fútbol pasó por todas las categorías y llegó hasta primera. Como no tenía chance de ser titular, nació la buena idea de cederlo esta temporada y actualmente juega en Nacional Potosí, donde no solo se ganó el puesto, sino que comenzó a mostrar dotes de gran guardameta. Hoy pasa uno de sus mejores momentos.



Diego Zamora se formó en Bolívar como arquero. Desde la escuela de fútbol pasó por todas las categorías y llegó hasta primera. Como no tenía chance de ser titular, nació la buena idea de cederlo esta temporada y actualmente juega en Nacional Potosí, donde no solo se ganó el puesto, sino que comenzó a mostrar dotes de gran guardameta. Hoy pasa uno de sus mejores momentos.

— ¿Fue buena la decisión de dejar temporalmente Bolívar y vincularse a Nacional?

— Creo que fue la mejor de- terminación que tomé y gracias a Dios se dieron las cosas, tal como esperaba. Fue una larga espera con trabajo y paciencia, así pude lograrlo, es decir pelear la titularidad. Uno trabaja día a día con la esperanza de atajar y de ahí en más tratar de conseguir objetivos inmediatos como ser el principal arquero del equipo.

— ¿Qué factores, desde tu punto de vista, fueron los principales?

— Perseverar, tener paciencia, sobre todo creer en que podía confiar en mi talento. Todo eso fue fundamental para poder tener una opción y ahora gozar de la continuidad en el equipo. Fueron días de mucha tensión, mucha ansiedad que había que controlar, y simplemente había que acatar las determinaciones del entrenador.

— Ahora que juegas y eres titular, ¿qué sientes?

— En principio me siento feliz por lo que me está pasan- do, pero también soy consciente de que esto recién empieza y existe mucho camino por delante, hay que continuar trabajando, mejorando, aprendiendo, porque partido que pasa es diferente. Aparte de rendir el examen los domingos o cada que se juega un cotejo, uno debe sacrificarse en la semana para poder ser tomado en cuenta.

— Bolívar piensa en tu retorno, ¿sería bueno regresar ya mismo?

— La verdad es que yo quiero mucho a Bolívar, fue el club que me vio nacer, que me dio la oportunidad de surgir y formarme. Ahora, por el momento, pienso en continuar trabajando, faltan varias fechas para la conclusión del campeonato y quiero seguir demostrando que puedo crecer más y hacer buenas cosas. Seguramente en su momento habla- remos con los dirigentes, tengo contrato aún con la Academia, sé que en mayo vence el de Nacional y si debo retornar lo haré, me presentaré.

— ¿Pero será factible pelear el puesto en la Academia?

— Por el momento quiero enfocarme en lo que resta del torneo, aunque está claro que donde uno vaya debe pelear lealmente el puesto. Esa experiencia la viví acá (en Potosí), y siento que esta coyuntura me ayudará mucho, entonces debo continuar con esa mentalidad de seguir mejorando en una posición en la que uno no deja de asimilar nuevas cosas. Este puesto es muy ingrato, día a día aprendes, pero la verdad es que te haces solamente si juegas y tienes continuidad porque lo demás no ayuda mucho. Ahora quiero ir paso a paso porque también deseo llegar a la selección nacional.

— ¿Es cierto que eres Atleta de Cristo?

— La verdad es que la fe que uno tiene en Dios ayuda mucho, Gracias a Dios pude lograr lo que estoy viviendo en este momento de mi carrera. La verdad ahora me siento fortalecido espiritualmente y veo los frutos en lo que me va sucediendo. Compartir y ser parte del grupo de Atletas de Cristo y asistir al culto del pastor Iván me ayudó bastante, y mucho más cuando el profesor Nery Quintana, aparte de prepararme para ser un buen arquero, me inculcó asistir a este grupo religioso. Le agradezco bastante por ambas cosas al profe. Muchos jugadores tienen la fe depositada en Dios y me siento feliz por poder ser parte de esta agrupación que ayuda bastante en la formación espiritual.

— ¿A qué arqueros admiras?

— Me gusta demasiado el golero del Real Madrid Iker Casillas, por su personalidad, por su forma de jugar, pues tiene un buen sentido de ubicación; además incidió bastante para que lo siguiera porque él también comenzó a temprana edad y para mí es mi espejo.

— ¿Te acuerdas cómo llegaste a Bolívar?

— A los 15 años me fui a la es- cuela del club, donde inició mi formación hasta el año pasado, cuando emigré porque creí que no iba a tener espacio en el plantel. Asistí a una prueba que hizo el profesor Ramiro Blacutt y luego de aquello Rodrigo Paz Pereira me dio una mano para poder conseguir esa evaluación.

Después me sumé a la escuela para realizar el trabajo en las divisiones menores hasta llegar a la preprofesional y después al primer equipo. Pero también mucho tuvo que ver la comprensión y ayuda de mi familia, mi papá Víctor Hugo Zamora, mi mamá Gina Roca, mis hermanos Víctor Hugo de 20 años, Fabio de diez y Joaquín de siete. Al parecer el expresidente Jaime Paz Zamora es mi tío abuelo.

— ¿Solo te vas a dedicar al fútbol o tienes en mente estudiar otra profesión?

— El fútbol es una pasión, pero creo que si hay opción de seguir estudiando hay que hacerlo. Me inscribí a la carrera de Comunicación Social en la Universidad Católica de La Paz, fui a algunas clases, pero no pude continuar porque tuve que incorporarme a Nacional Potosí. La idea persiste si vuelvo a La Paz, asistiré a las aulas porque me gusta mucho el deporte y la televisión, y quiero tener la profesión de periodista si se dan las condiciones, es otro de los sueños que tengo.


sábado, 25 de abril de 2015

El 'Mono' no descarta desempolvar los guantes

Sergio ‘Mono’ Galarza aseguró este viernes que no descarta volver a las canchas en el fútbol profesional. “La decisión de continuar o dejar no la he tomado pero tengo propuestas para seguir y las estoy analizando”, aseguró la mañana de este viernes en EL DEBER Radio.

Galarza, que en noviembre del año pasado dejó Sport Boys por falta de pago, reveló que el club Huracán Las Heras de la cuarta división de Argentina, le hizo la propuesta para contar en sus filas con el experimentado jugador boliviano. “Ellos me dicen que si yo estoy allá (actualmente radica en Argentina) les gustaría contar conmigo. Yo lo estoy pensando”, aseguró.

Huracán Las Heras es un club de la provincia de Mendoza que se enfrentará al multicampeón Boca Juniors el 2 de junio en el estadio Bicentenario de San Juan por la Copa Argentinas. El ganador de este duelo se medirá con Banfield, que ya dejó en el camino a Sol de América de Formosa. “Lo voy a definir hasta fin de mes”, señaló.

Clásico de pronóstico reservado
Galarza no podía dejar de referirse al clásico cruceño, que se jugará este domingo (18:00) en el estadio Tahuichi Aguilera. “Encuentra a Oriente bien en la tabla y a Blooming bien en lo futbolístico. Es de pronóstico reservado”, aseguró. A lo largo de su carrera, el ‘Mono’ defendió con éxito el arco de Oriente y de Blooming.

viernes, 24 de abril de 2015

Nicolás Suárez : ‘Desde el comienzo hubo muchas trabas’



— La derrota con San José ha complicado la situación de Universitario y parece que el descenso es inevitable...

— Somos conscientes de que la derrota ha mermado mucho más las posibilidades de mantenernos en la Liga; pero hay que esperar a ver qué pasa, no hay que darlo nada por perdido, así es el fútbol y la verdad es que está lleno de sorpresas; pero hay que ser realistas.

— Pero si pierden con Wilster el descenso es inevitable...

— Es verdad, lamentablemente no pudimos encaminar esto de la mejor manera, no pudimos sacar el equipo adelante por muchas cosas, no solamente lo futbolístico influyó, sino también lo extrafutbolístico. En el fútbol todos los aspectos tienen que ir agarrados de la mano, tanto dirigentes, cuerpo técnico y jugadores. Recién en los últimos partidos se incorporaron instituciones importantes como la Gobernación, la Alcaldía, empresarios privados de Cobija, pero pienso que fue un poco tarde.

— Usted hace referencia a cuestiones extrafutbolísticas ¿cuáles fueron éstas?

— Siempre hubo trabas, desde comienzo de temporada. Lamentablemente regalamos todo un torneo. Le pusieron muchas trabas al primer entrenador, Miguel Mercado, no le trajeron la gente que él pidió, el trato que nos daban no era el de un equipo profesional cuando viajábamos, por ejemplo. Hubo muchas cosas que fueron sumando y ahora se está viendo el resultado de todo eso. Los principales culpables de todo esto somos nosotros; pero la cosas si se hacen bien desde arriba y desde el principio tienen un buen final.

— ¿Qué se siente un año después de haber dado tremenda alegría con el ascenso?

— Es doloroso, tantos años esperó esta ciudad para poder tener un equipo de Liga y solo nos quedamos uno, es muy doloroso. Yo llevo año y medio en Cobija y me da pena por la gente humilde, honesta; aunque también hay otra que en su momento le hizo daño al club; sin embargo, lo que más duele es por la gente que hace el esfuerzo de ir a la cancha.

— ¿En lo personal cómo se siente tratándose de uno de los jugadores más experimentados del plantel?

— Duele, porque yo fui parte del sueño de subir a la Liga y lamentablemente voy a ser parte del descenso; pero siempre con la frente en alto porque trabajo honestamente. Llegué sin conocer nada y de a poco fuimos construyendo un sueño con mis compañeros en el Nacional B. Le agarré mucho cariño a esta ciudad, a este equipo y la verdad es que estoy muy triste. Lo que tenemos que hacer es ponerle el pecho a las balas.

— ¿El tema económico habrá sido el que más ha afectado para que se termine tan mal?

— Sí, seguro, en principio le pusieron muchos obstáculos, también la inexperiencia de la dirigencia. Se pensó que con el mismo equipo que había jugado el Nacional B y había ascendido podíamos hacer historia en la Liga y no es así. Los que llevamos jugando muchos años en el ámbito profesional, sabemos el nivel que hay en el fútbol, por tanto no es lo mismo que el Nacional B. Hoy estamos pagando caro todo eso.

— ¿Se puede recuperar la plaza si se ordenan las cosas como le ha pasado a Petrolero que llegó, descendió y retornó?

— Ojalá sea así. La verdad, soy una de las personas que tiene esa ilusión por todo el cariño que le tengo a esta ciudad, a la gente. Dios quiera que los dirigentes se den cuenta de que para que las cosas salgan bien todos tenemos que estar agarrados de las mismas manos, estar unidos, no hay que estar separados. Si sucede el descenso, que Cobija, Pando, pronto vuelva a tener un equipo en la Liga, porque se lo merece por toda la gente linda que hay acá, gente muy buena a la que le encanta el fútbol y lamentablemente de a poquito se ha ido consumiendo toda esa ilusión.


miércoles, 22 de abril de 2015

Volvió Cardozo y quiere jugar en la Academia

Pide una nueva oportunidad.

Hace una semana que Rudy Cardozo se encuentra en La Paz, retorno después de la culminación del torneo en Brasil y espera volver a ser tomado en cuenta en la Academia. Hace bastante tiempo se dijo que Cardozo esta en los planes del cuerpo técnico para encarar la Copa Sudamericana y después de su breve paso por Brasil, retornó con mas conocimiento y ganas de mostrar lo aprendido en su anterior club; aunque el director técnico Xabier Azkargorta declaro ayer por la mañana que no conversó con el jugador pero sí hablo con la dirigencia y en relación a otros jugadores que también pertenecen al club, no solo los que están en el país si no también los que juegan en el exterior. Luego, el DT fue claro al decir que “este mes Cardozo no estará en el equipo aunque sea parte del club, luego se tocará su tema pero no aquí (Tembladerani)”. El jugador -por su parte- se mostro contento de regresar y tiene mucha fe de retornar a Bolívar. “En lo futbolístico retorno con mas conocimiento en la parte táctica y técnica y deseo plasmar todo eso en el equipo”, dijo. “Quiero estar en club tan grande como es Bolívar que me ha dado todo, ojala tenga la chance de volver”, indicó Cardozo .

Rudy sabe que el club es una vitrina grande y lo que se viene es importante, por eso quiere jugar la Copa Sudamericana. Si bien sabe que no será fácil, pero Cardozo confía en su trabajo, sabe que entrenando duro puede conseguir un lugar. Tuvo contacto con algunos jugadores del club, uno de ellos fue Walter Flores con quien tuvo contacto fluido. Para finalizar, envió un mensaje a toda la afición bolivarista: “la hinchada fue parte de todo los momentos lindos, quiero pedirle que me apoye en todo momento, que confíen en mi trabajo”.

SE PONE A PUNTO

Cardozo todos los días realiza sesiones de gimnasio en la zona sur, porque su intención es estar en buen estado físico. No pierde las esperanzas de jugar en la Selección, aunque hoy está sin equipo.

Baldo Ramallo

lunes, 20 de abril de 2015

miércoles, 15 de abril de 2015

Damián Lizio está en serios problemas, no puede jugar en Bolivia por sanción de FIFA

El volante argentino naturalizado boliviano Damián Lizio no ha podido superar el problema legal que tiene con el club Al Arabi de Kuwait, que le entabló una demanda por incumplimiento de contrato.

El futbolista fue cedido por la Academia a ese equipo, en 2013, en esa oportunidad firmó un contrato por dos temporadas. Pero, a mediados de 2014, Lizio tomó la decisión de retornar al club Bolívar porque adujo que el equipo kuwaití le había incumplido en el pago de sus sueldos, por más de tres meses. Por este motivo, contó en esa oportunidad, que decidió declararse libre, para optar por jugar en el club que mejor le parezca.

Lizio tiene contrato vigente con la Academia, hasta el 2017, pero el Al Arabi no se quedó con los brazos cruzados, porque inició la demanda ante la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA e hizo la devolución de su Certificado de Transferencia Internacional (CTI).

En Bolívar el asunto es tratado internamente y no se quiere manifestar de manera oficial, aunque entienden que el jugador fue quien infringió de alguna manera la normativa, al no cumplir el contrato.

Lizio, está jugando en este momento en el O’Higgins de Rancagua, en Chile y quedará libre de retornar a Bolívar, a mediados de año, de acuerdo al contrato que tiene estipulado con los chilenos.

En Bolívar piensan que el problema es bastante serio, tomando en cuenta que podría surgir una multa superior a los 300.000 dólares, que tendría que pagar el futbolista.

Por este motivo, incluso, el jugador podría estar impedido de jugar en un club boliviano, el próximo torneo liguero, tomando en cuenta que la resolución de la FIFA es un hecho que castigará al futbolista.